viernes, 5 de octubre de 2012

La Copaiba


La Copaiba es un árbol que se desarrolla de manera silvestre en los suelos firmes de la Selva Baja del Perú.


Es un árbol de 20 a 30 metros de alto, de tronco recto, copa globosa y corteza rugosa. Sus hojas son alternas, compuestas, densas, reticuladas, lustrosas en ambas caras y agudas en la base o redondeadas. 

Tiene inflorescencia terminal racimosa, con panículas estrechas; flores blancas olorosas, pequeñas y vellosas por dentro; y frutos leguminoso con 1 a 4 semillas.

Usos:

  • Alimento: Los frutos tienen valor alimenticio.
  • Medicinal: El bálsamo o resina de copaiba se usa como cicatrizante, hipotensor, antiséptico, antiartrítico, antinflamatorio, antimicótico, controla el acné, y actúa contra la psoriasis, herpes, reumatismo, amigdalitis, cáncer, tos, bronquitis crónica, asma, úlceras estomacales, leucorrea, dolor de oído, hemorroides, tétano y dolores musculares. El aceite sirve como linimento.
  • Madera: La madera de copaiba, debido a su resistencia a la humedad, es utilizada para fabricar parquet y muy apreciada en la elaboración de canoas y en trabajos de construcción.
  • Cosmetología: El aceite tiene una creciente demanda interna para elaborar productos cosméticos.
  • Veterinaria: La copaiba es utilizada para curar heridas de los animales y prevenir el ingreso de gusanos en sus organismos.

Cultivo:

Se le puede cultivar en climas tropicales secos y húmedos, en suelos arenosos y arcillosos y no necesitan abundante materia orgánica. Se propaga por semillas y se le siembra al inicio de los periodis de mayor precipitación fluvial.

0 comentarios:

Publicar un comentario